México se encuentra entre 25% de países más desiguales del mundo: Oxfam

Share Button

México forma parte de 25 por ciento de los países más desiguales del mundo, asegura el nuevo estudio de la agrupación Oxfam, cuyo apartado de país será presentado este martes.

”En nuestra nación vive el hombre más rico de América Latina y también viven más de 50 millones de personas en pobreza”, indica el informe México, propuestas de políticas públicas contra la desigualdad, el cual contiene acciones de gobierno que los partidos y candidatos a la Presidencia deberían incluir en sus plataformas políticas, para hacer de México un país más justo y equitativo.

En el reporte se llama a recompensar el trabajo, no a la riqueza, y se hace énfasis en el aumento de la brecha entre los sueldos y los empleos precarios, que mantienen a los asalariados en pobreza y exhorta a los gobiernos para que “garanticen que nuestras economías funcionen para todas las personas y no sólo para una afortunada minoría.

Retomando la agenda global de desigualdad por la que somos reconocidos a nivel mundial, expondrán el informe Ricardo Fuentes, director ejecutivo de Oxfam México, Diego Vázquez, gerente de Investigación de Oxfam México, y Milena Dovalí, coordinadora de Investigación de agrupación aquí.

Cabe recordar que la publicación coincide con la realización del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza) que reúne a las élites políticas y empresariales.

Desde 2010, la riqueza de esta élite económica ha crecido en promedio 13 por ciento al año; seis veces más rápido que los salarios de los trabajadores que apenas han aumentado un promedio anual de 2 por ciento.

El reporte refiere que “premiar el trabajo, no la riqueza muestra cómo la economía mundial posibilita que los más ricos sigan acumulando fortunas, mientras que cientos de millones de personas deben sobrevivir con salarios de pobreza.

Los directores generales de cualquiera de las cinco principales marcas de moda ganan en cuatro días lo mismo que una trabajadora del sector textil de Bangladesh durante toda su vida. En Estados Unidos, un director general gana en poco más de un día lo que un trabajador medio obtiene en todo un año.

Incrementar el salario promedio de los 2.5 millones de trabajadores de la industria textil de Vietnam hasta alcanzar un salario digno costaría 2 mil 200 millones de dólares, lo que equivale a un tercio de lo que se pagó en dividendos a accionistas de las cinco empresas más grandes del sector en 2016.

Se debe garantizar que los más ricos paguen los impuestos que les corresponden y se combata la evasión y elusión fiscal Oxfam estima que un impuesto global de 1.5 por ciento a las fortunas de los multimillonarios permitiría escolarizar a todos los niños y niñas. La gente está lista para un cambio. Quiere que los trabajadores reciban un salario digno, que las grandes empresas y los más ricos paguen más impuestos, que las mujeres disfruten de los mismos derechos que los hombres y que se impongan límites al poder y la riqueza en manos de unos pocos. Quieren ver acciones.

 

Vía: http://www.jornada.unam.mx/2018/01/23/sociedad/033n2soc

Share Button