Solicita FGE apoyo de la PGR para peritaje que corrobore la identidad del detenido por el caso del bar Attico

La Fiscalía General del Estado solicitó a la Procuraduría General de la Ciudad de México su colaboración para llevar a cabo un peritaje en antropología forense para confirmar que el hombre detenido y recluido en el penal de Atlacholoaya por el asesinato de un estudiante de la UAEM en el bar “El Attico”, es el mismo que fue captado por las cámaras de seguridad del antro.

Debido a que la Fiscalía no cuenta con los recursos para llevar a cabo un peritaje de esa naturaleza, el agente del ministerio público solicitó esta mañana a un juez de control del Primer Distrito Judicial de Cuernavaca un mes más del plazo de investigación complementaria.

El juez de la causa concedió dos meses a la dependencia que pretende integrar esa prueba forense en la carpeta de investigación para reforzar su acusación contra Óscar “N”, alías “El Negro”, quien fue vinculado a proceso por asesinar a quemarropa a Israel Hernández que intervino en una pelea entre su homicida y una mujer a la que estaba maltratando dentro del bar la madrugada del 29 de septiembre del 2017.

Para el representante legal de los familiares de la víctima, Enrique Paredes Sotelo la solicitud que hizo la Fiscalía refuerza la investigación contra Óscar “N”.

“En aras de una buena investigación, no se me hace raro. Ante una supuesta duda de la defensa y de los hechos la Fiscalía se tiene que adelantar a los hechos para reforzar las pruebas para lograr una sentencia contra el responsable del homicidio de Israel”.

En contra parte, Said Basabe Gómez, abogado de Óscar “N”, dijo que este caso se mediatizado, luego de que su representado fue exhibido por las autoridades de seguridad y procuración de justicia al momento de su detención, ya que no se respetó el principio de presunción de inocencia y sus derechos humanos.

De hecho, destacó que incluso podría buscar como vía alterna un juicio abreviado para su representado que tendría que pagar 5 millones de pesos como parte de reparación del daño, según la exigencia del abogado de los familiares de la víctima.