Asia, en alerta por volcanes activos

Share Button

La erupción de tres volcanes en Asia obligó a los gobiernos de Filipinas y Papúa Nueva Guinea a evacuar poblaciones enteras, y al de Indonesia a mantener bajo observación a la región de Sumatra.

En Flipinas, más de mil personas fueron evacuadas por las erupciones de un volcán en el este del país que generó una nube de gases y cenizas, informaron autoridades locales, que decretaron la alerta en la región.

El volcán Mayon, ubicado al sureste de la isla de Luzón, a unos 350 kilómetros de Manila, hizo erupción hasta tres veces en las últimas 24 horas, la primera de ellas la tarde del sábado y la última a las 11:43, hora local de ayer, indicó la agencia sismológica de Filipinas (Phivolcs).

La erupción “produjo una nube de ceniza que en gran parte fue cubierta por las nubes de las montañas. Se detectó un olor sulfúrico en los rastros de las cenizas caídas en Camalig, provincia de Albay”, expresó la agencia.

El fin de semana un total de 665 familias de las localidades cercanas de Guinobatan y Camalig han sido trasladadas a centros especiales en la región, informó la Policía de Albay.

Las autoridades aconsejaron a la población no acercarse a un radio de 6 kilómetros del volcán y decretaron el nivel de alerta 2, que indica “creciente preocupación” ante la posibilidad de erupciones más fuertes y peligrosas.

Mientras tanto, unas mil 500 personas estaban siendo desalojadas de una isla frente a la costa norteña de Papúa Nueva Guinea luego de que un volcán cercano entró en erupción, informó ayer la Cruz Roja local.

Un volcán en la isla de Kadovar, unos 24 kilómetros al norte del principal territorio papú, entró en erupción el 5 de enero, lo que provocó el traslado de 590 personas desde Kadovar hacia la cercana isla de Blup Blup.

Tras expulsar cenizas durante varios días, el volcán explotó el viernes arrojando rocas ardientes y dióxido de azufre, informó en un boletín el Observatorio Vulcanológico Rabaul.

El gobierno decidió evacuar también Blup Blup por temas relacionados con el abastecimiento de la isla además de los peligros relacionados con la erupción.

En tanto, las autoridades de Indonesia mantienen la vigilancia sobre el volcán Monte Sinabung, que retomó su actividad eruptiva en 2010 tras unos 400 años de inactividad y que el viernes comenzó a arrojar lava en Karo, sin que se reportaran evacuaciones.

Vía: http://www.excelsior.com.mx/global/2018/01/15/1213691#imagen-1

Share Button