Apple lo confirma: ralentiza el iPhone a medida que su batería envejece

Progamó su sistema operativo para que, si la batería va peor, el teléfono vaya más lento y trate de paliar los problemas relacionados con ello

Después de los análisis de Geekbench y de que un grupo de usuarios de Reddit aportaran datos sobre por qué las baterías de los iPhone eran las culpables de la ralentización de los móviles, Apple reconoció que es cierto.

Los iPhone más antiguos, como el iPhone 6 o 6S, pero también el iPhone 7, van perdiendo potencia a medida que sus baterías pierden capacidad.

Esto se hace mediante software: Apple progamó su sistema operativo para que, si la batería va peor, el teléfono vaya más lento y trate de paliar los problemas relacionados con ello.

Esto parece una respuesta directa a los problemas que tuvieron los iPhone 6 y 6S el año pasado con sus baterías. Muchos se apagaban de forma súbita con casi a la mitad de su capacidad y otros directamente dejaron de funcionar.

Para paliar esto, la actualización 10.2.1 de iOS incluyó un sistema para gestionar la potencia de los dispositivos según lo bien o mal que estén sus baterías. Es un sistema que ahora ha llegado a los iPhone 7 con la actualización 11.2.

En un comunicado oficial, Apple aseguró que su objetivo es “dar la mejor experiencia a los usuarios” para que sus teléfonos funciones y duren todo lo posible y reconocen que el frío, la poca carga de las baterías o su envejecimiento pueden hacer que los dispositivos vayan más lento.

Apple asegura que esto seguirá siendo así en futuros dispositivos. Y aunque pueden tener razón al hacer esto, pues garantizaría una mayor vida útil de los iPhone, los usuarios pueden no verlo tan bien, pues sus teléfonos al final van más lentos y no hay forma de solucionar esto salvo si se evitan actualizaciones, lo que puede dejar el dispositivo desprotegido. Del mismo modo, no está claro si los nuevos sistemas operativos están adaptados lo suficiente a dispositivos más antiguos.

Más allá de la diferencia de potencia entre un iPhone 6 y un iPhone 8, si Apple no adapta su software bien a las limitaciones de los anteriores modelos, eso también puede llevar a un peor funcionamiento.

El debate en torno a la obsolescencia programada revive lo que muchos usuarios temen: que las grandes empresas tecnológicas, incluso las que dan soporte a sus dispositivos durante años, como Apple, también perjudican a la experiencia de sus usuarios lo suficiente como para que comprar de nuevo parezca siempre la mejor opción.