Google y Levi’s apuestan por la tela inteligente

Share Button

La campera Levi’s Commuter Trucker, el primer artículo de ropa con la tecnología del Project Jacquard de Google, es más que un control remoto para gestionar dispositivos. En el futuro se podría usar para pagos móviles o acceder a lugares restringidos con rozar la muñeca contra una caja registradora.

En no mucho tiempo, ir a un local de ropa y comprarse una prenda con un dispositivo tecnológico instalado dejará de ser visto como algo inusual.

Google y Levi’s lo saben y apuestan por la “tela inteligente”.

En octubre lanzaron la campera Levi’s Commuter Trucker, que cuenta con la tecnología de Project Jacquard de Google y se vende en el extranjero a u$s350, publicó www.cnet.com

Para los desarrolladores del producto, la Levi’s Commuter Trucker Jacket es una inversión en la próxima plataforma digital.

El abrigo de Levi’s se distingue de otras prendas que vende el fabricante de ropa porque tiene una tela conductiva, tejida en el puño izquierdo, que controla un celular mediante una dispositivo con Bluetooth. El usuario puede tocar esa parte para controlar apps como Spotify o iTunes, para escuchar la hora, direcciones o quizá contestar una llamada telefónica.

Hay quien dice que la campera es solo un control remoto. Sin embargo, la prenda de vestir también puede mandarle información al usuario desde el celular, como notificaciones, lo que le da un poco más de inteligencia a este wearable.

El objetivo, explicó Iván Poupyrev, director de ingeniería para la unidad de Tecnología y Proyectos Avanzados (ATAP) de Google, es hacer de las telas una nueva plataforma para la computación.

“Estamos pensando en Jacquard como una plataforma digital que con el tiempo tendrá más funciones y aunque ahora es una chaqueta, en el futuro (la tela) podría estar en vaqueros, zapatos o bolsas”, explicó Poupyrev en una entrevista. “Seguiremos trabajando con las marcas de ropa porque ellos sí conocen a sus consumidores”.

En Levi’s se había pensado este abrigo para los ciclistas urbanos, quienes deben estar siempre atentos en el camino. Sin embargo, su público potencial se expandió. Además, según dijo Poupyrev, las funciones e interacciones de la chaqueta irán mejorando.

“No queremos reemplazar los relojes inteligentes ni los celulares. No queremos competir con esos dispositivos”, aclaró Poupyrev. El uso de la tela Jacquard “será algo muy, muy diferente que aún queremos descubrir”, añadió.

Para descubrir el potencial de Jacquard, los comentarios de los primeros usuarios serán muy importantes, dijo Paul Dillinger, vicepresidente y jefe de innovación de Levi’s Strauss & Co.

Dillinger explicó que, mayormente, la industria de ropa sólo conoce los gustos de los consumidores por la cantidad de unidades vendidas de las piezas que fabrican. No saben de qué manera se usa la prenda adquirida.

“Ahora podremos realmente aprender más; por ejemplo, si se usó para navegar por las calles, para gestionar la reproducción de música o para ir a festivales y conciertos”, dijo Dillinger.

Futuros servicios

Poupyrev y Dillinger coincidieron que la chaqueta Levi’s, u otras prendas con Project Jacquard, podrían en un futuro notificar al usuario de quién lo llama o le manda un texto, tal vez resaltando diferentes colores LED o sensores apticos en el aparato Bluetooth.

Se podría incluso usar para pagos móviles o para acceder a ciertos lugares restringidos con solo rozar la muñeca contra una caja registradora o un aparato NFC; también hasta para enviar mensajes de voz mediante aplicaciones como WhatsApp, WeChat o Line, informó www.cnet.com.

Lo que aún resta desarrollar para estos productos es el tiempo de uso. En el caso de este abrigo hubo controversia.  Dillinger enfatizó que la chaqueta se puede lavar más de las 10 veces que inicialmente había sugerido Levi’s, una cifra que muchas personas criticaron. Sobre todo, porque los consumidores primarios eran ciclistas urbanos que probablemente transpiran mucho.

Share Button
Top