Seis años de la desaparición de Jessica Cerón

Share Button

De acuerdo a su hermana Lizbeth Cerón Salinas la investigación encabezada por la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado de Morelos (PGJ) estuvo viciada de origen ya que incluso el ex agente del ministerio público de nombre Jorge Uribe permitió que la carpeta de investigación SC01/8761/2012, y quien habría permitido que el principal sospechoso del delito, Nicolas N, ex pareja de Jessica, tuviera acceso a las indagatorias.

La familia consideró que desde el arranque de la integración de la carpeta ocurrieron irregularidades que obstaculizaron la localización de Jessica y su bebé, como la desaparición de un video de cámaras de seguridad que captaron a la joven antes de su desaparición y que fue sustituido por uno con caricaturas.

Esta anomalía fue atribuida al agente del ministerio público Jorge Uribe, quien, en ese momento, sólo fue cambiado de adscripción, pese a que el otrora fiscal estatal Rodrigo Dorantes Salgado supo de la grave irregularidad.

“Esos videos en su momento los cambiaron por unos que tenían unas figuras de Mickey Mouse. Entonces, nosotros, cuando nos dimos cuenta, se lo dijimos al fiscal, cuando estaba Rodrigo Dorantes (implicado también en la inhumación ilegal de más de un centenar de cadáveres en las fosas de Tetelcingo) y lo único que hizo fue cambiarlo
a Jojutla y después de Jojutla regresó. Y en su momento la Visitaduría no procedió; hasta después de tantos años, con el nuevo visitador, él se puso a revisar las carpetas de investigación, todas las diligencias que se habían hecho y ya fue como se inhabilitó al ministerio público hace dos meses”, señaló Lizbeth Cerón Salinas, hermana de Jessica.

Indicó que, pese a los avances en las investigaciones logrados a fuerza de presión y la lucha de la familia, la situación implica perder tiempo y esperar que los nuevos agentes investigadores revisen las actuaciones.

 

Share Button
Top