Recurre población a curanderos para que les realicen limpias contra el espanto

Aseguran curanderos tradicionales que a raíz del sismo del 19 de Septiembre se han incrementado las visitas a sus centros de curación en busca de limpias contra el espanto a niños y adultos, una muestra clara fue la gran demanda de la población de Totolopan durante una visita a la demarcación donde instalaron mesas de masaje y puestos de limpia sin cobrar por sus servicios, habla al respecto Ernest Olivares integrante del grupo Tonantzin y de la Facultad de Estudios Sociales de Temixco

“Ahorita es por el temblor, están asustados, que no duermen bien, que no tienen hambre, que en las noches se despiertan.

Esta costumbre viene desde nuestros ancestros prehispánicos, utilizamos primeramente lo que es una loción para equilibrar, utilizamos el copal, el humo del tabaco para purificar, yo utilizo plumas para ir cortando la energía negativa que tienen, así como el epazote que está compuesto con la loción, con sal para ir limpiando las coyunturas del cuerpo en donde las energías se concentran, ahí vamos limpiándolas y por ultimo gritamos en su mollera (en su cabeza) el nombre de la persona, diciéndole que regrese que todo va a estar bien.

Niños, mujeres, jóvenes, adultos, ancianos, todos requieren la atención”

Línea Caliente, abordó a la Sra. Guillermina López Méndez, habitante del poblado de San Marcos municipio de Totolapan, quien nos compartió sus razones de llevar a sus pequeños hijos a curar contra el espanto.

“Tenemos al bebé que se espantó mucho, como ya empieza hablar dice que la casa se está cayendo y por eso venimos para que nos apoyaran, nos espantamos por el temblor porque fue muy fuerte, nosotros vivimos en San Marcos ahí la mayoría de la casas se cayeron y nos quedamos sin nada, yo me fui a vivir a otra casa que me prestaron porque la mía también se cayó completamente.

Las niñas que traigo yo, son de la Sra. que esta acostada recibiendo masaje, a sus hijas le agarró el temblor en la Escuela de Tepetlixpita, ellas quedaron muy asustadas, toda la población estamos así y no es normal”