Cómo funciona el nuevo sistema de piloto automático con reconocimiento facial

Share Button

La firma de lujo Cadillac estrena un sistema que promete opacar a sus rivales alemanes y principalmente al referente en sistema semi autónomos Tesla.

La marca de lujo del gigante de Detroit será la primera en estrenar el revolucionario sistema de piloto automático que promete liderar la carrera tecnológica protagonizada por los principales fabricantes de automóviles del mundo y referentes de Silicon Valley, con el objetivo de desarrollar un vehículo 100% autónomo que eventualmente pueda prescindir por completo de un conductor a cargo.

Bautizado “Super Cruise” en referencia a la función avanzada de control de crucero, la firma de vehículos de lujo Cadillac será la primera en contar con el desarrollo en los modelos CT6 disponibles en América del Norte.

El sedán de lujo Cadillac CT6 estrenará el revolucionario “Super Cruise”

Su fabricante asegura que este es el primer sistema manos libres real diseñado para funcionar en autopistas, gracias a su tecnología infrarroja LIDAR, un complejo programa que monitorea el nivel de atención del conductor gracias al reconocimiento facial y una red de cámaras y radares que permitirán superar a las opciones semi autónomas provistas desde hace años por Tesla y recientemente por competidores de origen alemán como Audi, BMW y Mercedes-Benz.

Un sistema patentado por Cadillac rastrea ininterrumpidamente el movimiento de la cabeza y se asegura de que en todo momento el conductor mantenga la mirada donde debe estar, sobre la ruta delante suyo.

Una vez en la autopista el conductor sólo debe habilitar el sistema para delegar el control del vehículo. Alertas LED en el volante indicarán si distrae la mirada, algo monitoreado por una cámara dedicada a seguir al rostro

En caso de no respetar dicho requisito, el vehículo comenzará a alertarlo sobre su distracción al emitir señales visuales en el volante y tablero, seguidas por vibraciones en el asiento de ser necesario.

Si el conductor a cargo no responde, las luces de emergencia serán activadas y el vehículo en forma completamente autónoma se detendrá de forma progresiva, contemplando la posible pérdida de control del automóvil por parte del conductor ante un eventual problema repentino de salud.

 

 

 

Share Button
Top