Leslie Almaguer “Control disfrazado de Amor”

Share Button

Control disfrazado de Amor, las trampas de lo “romántico”.

“Me habla cada media hora porque me ama mucho y me extraña”, “Siempre me pregunta con quién estoy porque le importo”, “Le dan celos si salgo con alguien más, así sea con mi familia porque le da miedo perderme” “Me dice como vestirme porque así me cuida” … ¿Suena muy romántico no? Estas son algunas de las afirmaciones que muchas parejas hacen día con día creyendo vivir en un cuento de hadas sin darse cuenta que están siendo víctimas de manipulación y control. Las personas que caen en este tipo de relaciones suelen sentir mucha presión por parte de sus parejas, se sienten estresadas, deprimidas y hasta culpables cuando alguien o algo que no este “autorizado” por su pareja llega a hacerlos sentir contentos. Por miedo, llegan a cambiar su manera de vestir, de hablar, sus gustos, amistades y círculos sociales, trabajo o hasta anularse completamente para “darle gusto” a su pareja o para “evitar problemas”. 

* Amarse a uno mismo y a la pareja.
* Saber expresar los propios sentimientos y saber escuchar los del otro.
* Conocernos y aceptarnos con nuestras virtudes y defectos.
* Disfrutar de la soledad y respetar también el espacio del otro.
* Tener relaciones sociales y comprender que el otro tenga las suyas.
* Tener un proyecto de vida personal y respetar y apoyar el del otro.
Todos albergamos pequeños conflictos. Reconocerlos y compartirlos es aumentar el crecimiento personal y la confianza con la pareja, lo que ayuda a crear una relación de mutuo apoyo.
 
Una relación sana y feliz te hace sentir libre para estar con quien deseas, no impone normas, favorece la comunicación y acepta que las relaciones cambian y atraviesan crisis (que unas veces se superan y otras no).

#Mantra

Y es así que en la tradición védica, se dice de manera metafórica que cuando un bebé nace, llora diciendo: ¡Ko-ham, ko-ham! (que en sanskrito significa ¿Quién soy?)

(Ya que Ko-ham también es una onomatopeya, o sea una palabra que se asemeja a un sonido y en este caso se asemeja al sonido del llanto que emite el bebé al nacer.) Y cuando el bebé se calma, el Espíritu del Universo le responde por medio de su respiración diciendo: “So-Ham, so-ham” (o sea: tú eres YO)

Y esto tiene por cierto una profunda realidad, ya que los humanos son seres Divinos que descienden a la materia para poder regenerarse y así regresar al mundo divino como seres plenamente activos y despiertos.

#MomentoZen

Leslie #EnDirecto comparte contigo un #MomentoZen 🍃🙏🏻

Posted by Mundo 96.5 on Monday, September 18, 2017

Share Button
Top