Los empresarios restauranteros piden de vuelta el programa Corredor Seguro para devolver la confianza a los consumidores. 

Share Button

 

Tras los múltiples asaltos que han sufrido los negocios de venta de comida en los últimos días, la gente tiene miedo de salir a comer con la familia a un restorán, afirmó la presidenta de la Cámara de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) Julieta Goldzweig Cornejo.

Apenas el domingo, un restaurante de mariscos, ubicado en la calle Lauro Ortega, de la colonia Las Ánimas de Temixco, fue asaltado.

Por ello, los empresarios quieren reactivar dicho programa, que consistía en patrullajes en avenidas donde están ubicados negocios donde acude el turismo, como Río Mayo y San Diego en la capital morelense, o el Par Vial, en el municipio de Jiutepec.

La empresaria lamentó que no haya sido un buen arranque de vacaciones de verano, por el registro de baja afluencia a los restoránes, debido a diversos factores, subrayó, entre ellos la inseguridad, el socavón del Paso Exprés y los trabajos de remodelación en las calles del primer cuadro de Cuernavaca.

Share Button
Top