A golpes, desalojan a sindicalistas del Senado

Share Button

CIUDAD DE MÉXICO.

Empleados del Senado de la República fueron desalojados por la fuerza de las instalaciones del recinto legislativo por parte de personal de resguardo parlamentario, para liberar instalaciones que tenían tomadas desde la noche del miércoles en protesta laboral contra el sindicato al que pertenecen.

Comandados por Isidoro González Blanco, director general de Resguardo Parlamentario, utilizó decenas de elementos para sacar al personal, incluso a punta de golpes, como relataron a Excélsior trabajadores afectados .

Los sindicalistas disidentes habían tomado las oficinas para detener el concurso escalafonario de plazas que organizó la secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Cámara de Senadores, Bertha Orozco, pues acusaron que el concurso “fue a modo”, y sin contar ya con las facultades para hacerlo, pues sobre ella hay diversas órdenes judiciales que la desconocen como lideresa.

Julio César Bravo, exdirigente del Sindicato, señaló por la mañana que no liberarían las instalaciones del piso 14 hasta y otras áreas hasta no recibir apoyo de las autoridades del Senado, porque ya existe una resolución judicial que anula la toma de nota de Berta Orozco del año 2013 y suspende todos los actos legales firmados por ella desde ese año; sin embargo, el Senado se niega a acatar las órdenes judiciales.

Incluso la Suprema Corte de Justicia de la Nación desechó por improcedencente un amparo para que Orozco se matuviera en el liderazgo sindical.

“Lo que le estamos pidiendo a la autoridad es para llevar a cabo una asamblea electoral, es lo único que estamos pidiendo, que el trabajador pueda decidir libremente a través del voto “, agregó Julio César Bravo.

Horas antes del desalojo, las diferencias entre empleados desembocaron en gritos y reclamos entre ambas partes, y en una denuncia penal ante la PGR en contra de Bertha Orozco, “por usurpación de funciones”.

La Secretaría General Administrativa del Senado intervino para poner orden sobre el conflicto, mediante una reunión entre el director administrativo Roberto Figueroa y Bertha Orozco.

Al término de la misma, la líder sindical dijo “llegaron a buenos acuerdos”, y a pregunta de Excélsior rechazó dejar la dirigencia del gremio.

 “Nosotros tenemos una toma de nota vigente, compañeros, y mientras tengamos la toma de nota vigente y el apoyo de nuestros agremiados ahí estaremos”, contestó Bertha Orozco.  

El grupo disidente del Sindicato acusa que el concurso de Orozco era injusto para los trabajadores de mayor antigüedad, pues pretendía elevar de nivel de plazas a los de nuevo ingreso, lo que violaba el artículo 22 del estatuto interno.

Vía

Share Button
Top