El Papa condena a un cura pedófilo

Share Button

ROMA.

El papa Francisco redujo al estado laico, la peor condena dentro de la Iglesia católica, al cura italiano Mauro Inzoli, sentenciado por pedofilia y apodadoDon Mercedes por su pasión por los automóviles de lujo, anunció ayer su diócesis.

Hemos sido informados por la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la decisión tomada por el papa Francisco de retirar definitivamente a Mauro Inzoli del estado clerical”, anunció la diócesis de Crema, en el norte de Italia, cerca de Milán.

Inzoli, quien dirigió durante 30 años el movimiento católico Comunión y Liberación (CL) en la ciudad de Cremona, en el norte del país, fue condenado por la justicia italiana en junio de 2016 a 4 años y 9 meses por abusar sexualmente de cinco jóvenes de edades comprendidas entre 12 y 16 años.

La fiscalía había solicitado seis años de prisión, pero el cura optó por un procedimiento legal corto que prevé una reducción de la pena y pagó una indemnización de 25 mil euros a cada una de sus víctimas. Inzoli había sido reducido ya al estado laico por el papa Benedicto XVI, pero tras presentar un recurso, Francisco le cambió la condena y le ordenó llevar “una vida de oración retirada y de humilde discreción como señal de conversión y penitencia”. Sin especificar los motivos, el Sumo Pontífice decidió reducir a Inzoli al estado laico, por lo que no podrá ejercer las funciones de sacerdote, aunque no ha sido excomulgado, recordó el obispo.

“REPUGNANTE”

Por otro lado, durante su reflexión pública semanal en la Plaza de San Pedro del Vaticano,  el Papa calificó de “repugnante” que los terroristas suicidas puedan ser llamados mártires, porque para los cristianos el mártir es quien se entrega por los demás.

Repugna a los cristianos la idea de que los responsables de atentados suicidas puedan ser llamados mártires. No existe nada en su final que pueda ser comparado a la actitud de los hijos de Dios”, dijo.

Leyendo las historias de tantos mártires de ayer y de hoy, que son más numerosos que en los primeros tiempos del cristianismo, quedamos sorprendidos ante la fortaleza con la cual afrontan la prueba”, agregó.

Share Button
Top