“Circo mediático el juicio político contra diputados”: Enrique Laffitte

  • Reta legislador a diputados del G-10 a mostrar a mostrar productividad legislativa
La supuesta demanda de juicio político en contra de los diputados del G-20 “es una mera vacilada y un circo mediático”, sentenció el diputado Enrique Laffitte, al sostener que los diputados del PRI y PAN sólo pretenden generar cortinas de humo para evitar la reducción de sus millonarias nóminas.

Al referirse al anuncio del presidente de la Barra de Abogados sobre la demanda de juicio político, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales y Legislación, respondió: “Eso del juicio político es una tomarle el pelo a la gente. Ellos como abogados saben perfectamente que no celebrar sesiones conforme a un reglamento no es causal para la procedencia de un juicio político”.

En todo caso, abundo, que si fuera procedente el juicio político, los responsables serían los coordinadores del G-10, “ya que son ellos los que están impidiendo que esto se lleve a cabo, toda vez que han mostrado una nula disposición política para arreglar el problema financiero del Congreso”, acotó

Enrique Laffite señaló que la diputada Beatriz Vícera Alatriste está en toda la disposición de resolver el conflicto y buscarle la mejor salida al problema financiero del Congreso del Estado.

“La Presidenta ha puesto sobre la mesa una salida responsable y viable para resolver el conflicto en el que hoy nos vemos envueltos. No es posible que Coordinadores como Víctor Manuel Caballero o Alberto Martínez, tengan nóminas de más de 450 mil y 650 mil pesos, respectivamente, y se nieguen rotundamente a disminuirlas, como ya lo hicimos todos los diputados del llamado G-20. Me parece una irresponsabilidad que fomenten este circo mediático y que el fondo real del asunto es que no quieren reducir sus nóminas”.

El diputado fue más allá al sostener que se debería de realizar un análisis y un comparativo sobre el costo de las nóminas de cada diputado con la productividad legislativa de cada uno de ellos.

Es decir, vamos comparando cuántas iniciativas han presentado los diputados del G-10; cuántos dictámenes han sacado las comisiones de las que son presidentes y el trabajo en sus distritos y que la propia ciudadanía juzgue si es justo que cuenten con nóminas de casi un millón de pesos y pongan a sus empleados en ésta difícil situación.”.

Finalmente, el diputado Enrique Laffitte invitó nuevamente a las y los diputados del G-10 a dejar esa posición de “no a todo” y sentarse con la presidenta Vícera Alatriste, quien tiene toda la disposición para encontrar una solución que beneficie, en un primer momento, a los trabajadores del Congreso y logre sanear las finanzas del mismo.

“Yo invito a las y los integrantes del G-10 a que dejen de bloquear el trabajo legislativo y en un acto de responsabilidad de cara a la sociedad, acepten disminuir sus nóminas tal y como ya lo hicimos los del G-20 y le sean honestos a la sociedad y reconozcan que el fondo de todo éste conflicto es que quieren seguir contando con nóminas de casi un millón de pesos”.