Comerciantes del mercado Adolfo López Mateos desalojan a trabajadores de la obra del Congreso del Estado en demanda de que ésta sea clausurada

Comerciantes del mercado Adolfo López Mateos paralizaron la construcción del nuevo recinto legislativo, desalojaron camiones y a los trabajadores, exigieron el cese de los trabajos porque la edificación una vez que entre en funciones afectarán sus ventas, además de que el gobierno del estado violó una suspensión  temporal que autorizó el ayuntamiento de Cuernavaca.

Emilio Rosas Rico y otros líderes del mercado coincidieron en señalar que se está cometiendo una arbitrariedad, “es una agresión a los comerciantes, se comete una aberración porque no toma en cuenta a la ciudadanía y van a afectar a más de 25 mil personas”.

Los comerciantes responsabilizaron al gobierno estatal y a los diputados de cualquier conato de violencia que pueda suscitarse, insistieron en que no permitirán que continúe la obra y pedirán al ayuntamiento de Cuernavaca que actúe porque afectará a la central de abastos más grande del estado y además a diversas colonias, porque no hay condiciones par que esa construcción se realice.

“Les valió un comino la suspensión, no haremos plantón, pero vamos a pedir que se retiren de aquí y paren la obra”.

A las 13:00 hrs llegó hasta el lugar Fernando Manrique Rivas, director de protección civil de Cuernavaca con personal que colocó los sellos de clausura por que los trabajadores no cuentan con las medidas de seguridad necesarias y el obstáculo que representa la obra en vía pública.