Detector de biomoléculas de UNAM, de los más sofisticados de América Latina

Share Button

México, 25 Abr (N otimex).- El rector de la UNAM Enrique Graue Wiechers, inauguró el Laboratorio Universitario de Resonancia Magnética Nuclear (LURMN), actualmente la técnica más poderosa para determinar la estructura de biomoléculas (como enzimas y proteínas de membrana), y puede tener múltiples aplicaciones, como el diseño de nuevos fármacos o estudios a obras de arte.

Forma parte del Instituto de Química y tiene un detector que trabaja a menos 270 grados centígrados, lo que le permite analizar moléculas en cantidades muy pequeñas y hacer análisis del estado de cada átomo, explicó el titular de la entidad universitaria, Jorge Peón Peralta.

“La resonancia magnética nuclear es como los ojos de los químicos; tenemos que interactuar con las sustancias, saber cómo son a nivel atómico y cómo se transforman. Es la técnica más trascendente y precisa para hacer esto. El laboratorio representa un escalón importante para la investigación en la Universidad y para todo el país”, dijo.

En el laboratorio también se puede determinar la composición de ciertas mezclas, como el líquido cefalorraquídeo o el plasma de la sangre, entre otras.

Tiene además la función de ser eje de interacción con otras entidades universitarias e instituciones nacionales que centran sus estudios en la química y la bioquímica estructural.

La máxima casa de estudios del país informa en un comunicado que actualmente hay investigaciones en curso con la Red de Apoyo a la Investigación (RAI) de los Institutos Nacionales de Salud, y un proyecto en específico sobre la metabolómica de líquido cefalorraquídeo, en colaboración con el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Dicho laboratorio contó con recursos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), se integra a dos laboratorios nacionales que ya tiene el Instituto de Química de la UNAM: el Nacional de Estructura de Macromoléculas (LANEM) y el Nacional de Ciencias para la Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (LANCIC)

En el primero observó diversos procedimientos que realizan para desarrollar fármacos y durante su recorrido en el segundo laboratorio, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) escuchó las explicaciones de investigadores sobre los estudios químicos que realizan a obras de arte.

A través de cromatógrafos de líquidos, gases y luz infrarroja se pueden determinar, por ejemplo, los materiales que se utilizaron para pintar los murales de Bonampak, o para las pinturas del siglo XVI.

Vía NOTIMEX

Share Button
Top