El mundo en la era 5G dentro de 3 años

Share Button

Esa visión incluye la promesa de que un usuario podría descargar una película de 1 GB en apenas un segundo.

Esta tecnología, que por ahora sigue en las fases tempranas de desarrollo, comenzará a desplegarse comercialmente en los próximos cincos años. Corea del Sur hará una prueba piloto durante los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang, el próximo año, y China espera poner al servicio las primeras redes en el año 2020.

Precisamente, la firma china Huawei mostró en Barcelona soluciones tecnológicas que facilitarán a los operadores de telefonía celular desplegar la conectividad de quinta generación.

En ese camino para desplegar el 5G, la marca china está probando y ofreciendo distintas soluciones tecnológicas basadas en el internet de las cosas que ayudarán a madurar ese mercado. Por ejemplo, en México están integrando un programa que permite a las personas saber, antes de salir de sus casas, dónde estacionar sus carros.

Por su parte, Samsung mostró un portafolio de soluciones que cubren desde la casa hasta una ciudad, compatibles con la red 5G. Por ejemplo, una estación base de radio 5G y un dispositivo de acceso inalámbrico, también conocido como Fixed Wireless Access. Mediante estas herramientas será posible utilizar el análisis de video en casos específicos como la prevención de crímenes, gestión de logística de centros comerciales y análisis de patrón de compras del cliente, entre otros usos, explicó Samsung.

Al volante

Otra muestra de aplicación del potencial del 5G está en los autos sin conductores. Se realizó la primera demostración mundial de conducción remota con esta tecnología, con la que se busco demostrar la confiabilidad de las redes de próxima generación.

Datos a toda velocidad

El 5G son redes de quinta generación, es decir, más veloces –hasta cien veces– que las actuales de 4G. Hay sectores que creen poder alcanzar y sostener velocidades hasta 1.000 veces más rápidas que las de hoy, del orden de los 10 Gbps (Gigabits por segundo), con lo que en teoría sería posible descargar una película en alta resolución en apenas un segundo.

Estas velocidades son indispensables para cristalizar proyectos como los de los carros autónomos (sin conductor), las ciudades inteligentes y el internet de las cosas. También haría posible el ‘streaming’ de video en 4k y en 8k.

La otra realidad

Decenas de dispositivos para vestir, desde pulseras que miden el ritmo cardiaco hasta zapatos conectados a GPS, se exhiben en el MWC.

CCS Insight prevé que en el 2020 se venderán 411 millones de estos productos –incluyendo cascos de realidad virtual y cámaras personales–, contra 123 millones en el 2016.

La realidad virtual vio, en esta edición del MWC, una nueva versión de las Samsung Gear VR, que ahora incorporan un control remoto similar al de las Google Daydream.

Con la presentación de Qualcomm y su procesador Snapdragon 835, esta tecnología recibe un impulso que permite predecir la próxima llegada de visores que no dependan de un teléfono o de estar conectados a un computador.

Otra de las tendencias del MWC 2017, que avanza a la par con los visores, es el aumento del contenido de 360 grados.

Algunos analistas como Ben Wood, de CCS Insight, anticipan la llegada del nuevo selfie: el ‘surrondie’, una autofoto que no solo capta a los protagonistas, sino todo el entorno en el que se ha realizado la fotografía. En este sentido, Wood prevé pronto el lanzamiento de algún teléfono inteligente con cámara de 360 grados.

Vía: El Tiempo

Share Button
Top