Vecinos de la colonia Pedro Amaro en Jojutla, temen contraer alguna enfermedad por la exhumación de los cuerpos de fosa común

Share Button

Cerca de 300 vecinos de la colonia “Pedro Amaro” perteneciente al municipio de Jojutla que radican en las periferias del panteón del lugar, temen contraer alguna enfermedad una vez que sea abierta la fosa común que la Fiscalía General del Estado prevé realizar en las próximas semanas para la toma de nuevas muestras genéticas de 35 cadáveres depositados.

Uno de los inconformes quien prefirió omitir sus datos dijo que al momento de la apertura exigirán la presencia de los servicios de salud para que les brinde algún método de protección de enfermedades derivadas de los malos olores que los cuerpos de esta fosa común desprendan al momento de su contacto con el aire que puedan poner en riesgo la salud principalmente de niños y adultos mayores.

“Cuando habrán las fosas también que esté presente salubridad para que también ellos vean que es insalubre todo eso para nosotros, pero el foco de infección que se va a generar al medio ambiente nos va a afectar hay niños y ancianos enfermos alrededor” manifestó.

Aseveró que según versiones de vecinos que viven a escasos metros del panteón, la fauna se ha encargado de escarbar y sustraer restos de los cuerpos humanos, aunado a ello refirió que es durante la temporada de calor cuando el olor es más intenso causando el malestar en las familias que solo las divide una barda perimetral de sus casa con el cementerio.

Finalmente dijo que los vecinos realizaran en los próximos días un escrito a las autoridades de salud para que sean ellos quienes se encarguen de velar por la integridad de los habitantes, ya que cuando se llevaron a cabo trabajos de exhumación en Tetelcingo, los trabajadores de la Fiscalía y ahí presentes si se encontraron debidamente protegidos por lo que no dijo no permitirán que se vulnere la salud de los habitantes que radican cerca del lugar.

Share Button
Top