La Diputación Permanente aprueba punto de acuerdo propuesto por la diputada Silvia Irra Marín.

Share Button

La Diputación Permanente aprobó un punto de acuerdo propuesto por la diputada Silvia Irra Marín, mediante el que se exhorta al Gobierno del Estado a impulsar la participación de Morelos en el programa federal Escuela Segura y su Operativo Mochila, con la finalidad de que no se den en nuestra entidad hechos lamentables como los suscitados la semana anterior en un colegio privado de Monterrey, Nuevo León.

El documento fue presentado y aprobado durante la sesión celebrada este martes con la participación de las diputadas Beatriz Vicera Alatriste y Hortencia Figueroa Peralta, presidenta y vicepresidenta, respectivamente, de la Mesa Directiva, así como las diputadas secretarias, Silvia Irra Marín y Edith Beltrán Carrillo, y el diputado secretario Jaime Álvarez Cisneros.

Los legisladores aprobaron por unanimidad exhortar al Gobierno del Estado de Morelos, a través de sus dependencias estatales de Educación, Salud y Seguridad Pública, así como al Presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Estado de Morelos, a realizar las acciones necesarias para participar y reimplementar el programa federal Escuela Segura, del que deviene el Operativo Mochila, coexistiendo con el programa de Convivencia Escolar, apegándose a los lineamientos del Acuerdo 663, el cual emitió las Reglas de Operación del Programa Escuela Segura, publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Al presentar su propuesta, la diputada Silvia Irra explicó que deben trabajar de la mano, sociedad y gobierno, para que el terrible incidente de Monterrey quede como un hecho aislado en la historia de nuestro país, y las autoridades educativas de Morelos apliquen y reimplementen los mecanismos necesarios para salvaguardar la integridad de niños y jóvenes que asisten a las escuelas de la entidad, tal como lo establece el artículo 42 de la Ley General de Educación, reglamentaria del artículo 3° de la Constitución Federal.

La diputada Edith Beltrán Carrillo, presidenta de la Comisión de Educación y Cultura, se sumó al punto de acuerdo y pidió analizar los alcances y limitaciones del programa, además de estudiar aquellos aplicados en la entidad durante varios años, conocer en qué han fallado y apuntalar las fortalezas sin dejarnos llevar por la efervescencia que prevalece por lo sucedido en Monterrey.

Recordó que el objetivo principal del Programa Escuela Segura, es el de generar en las escuelas de educación básica las condiciones que propicien ambientes de seguridad y sana convivencia, favorables para la mejora y desarrollo de los aprendizajes, así como la práctica de valores cívicos y éticos.

Silvia Irra, integrante del Grupo Parlamentario del PRD, agregó que hoy los estudiantes tienen una sobreexposición y libre acceso a los medios de comunicación, principalmente al Internet, el cual es de gran utilidad para cuestiones laborales y eficiencia en términos de tiempos de productividad, pero en muchas ocasiones, son usados para enganchar y engañar a los jóvenes para cometer ilícitos, lo cual los pone en una situación de vulnerabilidad.

“Pido que reflexionemos sobre la necesidad real que tienen nuestras niñas y niños menores de doce años, de un celular o de una tablet con acceso ilimitado a Internet, puesto que, en éste de inmediato aparecen links de páginas que no son apropiadas para su edad”, apuntó.

Ante ese posicionamiento, la diputada Hortencia Figueroa Peralta y el diputado Jaime Álvarez, coincidieron con Irra Marín sobre la responsabilidad que tienen los padres de familia, porque no es solamente responsabilidad de las autoridades educativas, sino que debe existir también de los padres de familia para estar pendientes de lo que sucede con sus hijos y su entorno, de tal forma que, en caso de notar algo raro, brindarles la ayuda necesaria para atender sus problemas.

Share Button
Top