China rechaza el proteccionismo de Trump y advierte de una guerra comercial

BEIJING, CHINA - SEPTEMBER 04: Chinese President Xi Jinping attends welcoming ceremony for Malaysia's Yang di-Pertuan Agong Tuanku Alhaj Abdul Halim Mu'adzam Shah outside the Great Hall of the People on September 4, 2014 in Beijing, China. The invitation of President Xi Jinping, Sultan Tuanku Alhaj Abdul Halim Mu'Adzam Shah of Malaysia will pay a state visit to China from September 3rd to 8th. (Photo by Lintao Zhang/Getty Images)

El presidente chino, Xi Jinping, advirtió hoy al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que puede desatarse una guerra comercial por su política proteccionista de la que nadie saldría ganando.

Nadie saldrá como vencedor de una guerra comercial”, declaró Jinping en su discurso inaugural de la 47 edición del Foro Económico Mundial, que comenzó este martes oficialmente en la estación alpina de Davos, sureste de Suiza.

Compartimos un mismo futuro. Los países son interdependientes. Todos los países tienen el derecho al desarrollo pero también intereses propios y no deben optar por sus intereses personales a expensas de los demás”, subrayó el líder chino, el primero que participa en el foro considerado el símbolo del capitalismo.

Xi reiteró, sin mencionar al presidente electo de Estados Unidos, que “hay que decirle no al proteccionismo”, al que Trump se ha mostrado favorable para proteger empleos en los Estados Unidos durante su campaña electoral y poco antes de tomar protesta este próximo viernes.

Si nos decantamos por el proteccionismo es como encerrarse en una sala a oscuras. La luz y el aire están en el exterior”, comentó el líder chino en un largo discurso de alrededor de 45 minutos de duración pronunciado ante líderes políticos y empresariales de todo el mundo.

Sin mencionar a ninguna nación en concreto, Xi subrayó que China mantendrá sus puertas abiertas y espera que otros países mantengan abiertas las suyas también.

El líder chino puso como ejemplo de su apertura los planes para los próximos cinco años de su país, que incluyen la importación de productos y servicios por valor de 8 billones de dólares, la inversión de 750 mil millones de dólares y la salida de 700 millones de turistas chinos a otros países, entre otros.

El jefe de Estado chino también aseveró, además, que Pekín “no va a lanzar ninguna guerra de divisas”.
Vía: NOTIMEX