Llegan los reyes magos a patios de la estación

Share Button

BOLETÍN DE PRENSA/ B-9965
Cuernavaca, Morelos, 09 de enero de 2017

Elena Cepeda visita el Centro Educativo la Buena Tierra; entrega juguetes a alumnos de preescolar y primaria

Alimentar los sueños de niñas y niños que no tienen familia, ni quién les brinde alimentación, obsequios, cumpleaños; vigilar que se respeten sus derechos e impulsar el desarrollo de nuestra niñez, es uno de los objetivos que, en estos cuatro años, Elena Cepeda, presidenta del Sistema DIF Morelos, ha impulsado como política pública.

Así lo señaló Elizabeth Marroquín, directora del Centro Educativo la Buena Tierra, una escuela laica y de gran profesionalismo, que se sostiene a partir de la filantropía y cuotas populares, localizada en el corazón de la colonia Patios de la Estación, en Cuernavaca.

Este lunes, alrededor de un centenar de juguetes fueron entregados a niños y niñas en situación de vulnerabilidad, por la presidenta estatal del DIF, en esta escuela preescolar y primaria, lo que generó la alegría y emoción de los asistentes.

“Me gustó mucho mi regalo, le agradezco a la señora Elena todo lo que nos trae y nos ayuda, mis compañeros están muy contentos por todos los juguetes”, comentó David Martínez, estudiante de sexto grado de primaria, quien agregó que la temporada navideña fue buena y los regalos entregados por el DIF era lo que faltaba para cerrar el periodo vacacional  y regresar a clases con muchas ganas.

Elena Cepeda platicó con cada uno de las niñas y niños, reconociendo el esfuerzo de los directivos por el apoyo que brindan a la niñez de la colonia Patios de la Estación; a su vez, la directora de la Buena Tierra aseguró que los obsequios además de alegría, traen esperanza.

“Para ellos es un día muy esperado; para algunos es todo, es el único juguete que reciben, para la mayoría no llegó nada en casa o llegó algo muy chiquito y estos juguetes son un gran acontecimiento, hoy los dejaremos jugar porque lo merecen”, expresó.

Recordó que la Buena Tierra es un pequeño centro educativo que brinda atención a niños en situación de riesgo, de la zona aledaña a las vías del tren; como un requisito de ingreso deben pertenecer a familias de escasos recursos, para recibir una beca de estudios, en preescolar o primaria y la operatividad se subsidia gracias a la aportación de donadores, entre ellos el DIF estatal.

La escuela con un trabajo de 20 años, ha mejorado el entorno de la comunidad a través una participación activa, con padres e hijos, que impulsa la creación de valores.

Share Button
Top